CONSULTORIO JURIDICO GRATUITO JUEVES DE 18 A 20 HS EN NUESTRO LOCAL DE "LA TOMA" MARTES DE 18.30 A 19.30 EN NUESTRO LOCAL DE VIGIL GABOTO 450

ROSARIO
.

jueves, 6 de noviembre de 2014

“Lo mataron ellos”

Por Juane Basso



“Todos sabíamos, a Franco Casco lo mató la policía” fue el mensaje que instaló este miércoles, desde la calle, para la ciudad y la provincia, la masiva movilización encabezada por los familiares de Franco Casco –el joven detenido en la comisaría séptima y hallado muerto en el río–, que fue acompañada por un amplio espectro de movimientos sociales y de derechos humanos. La marcha unió los tribunales provinciales con la sede local de gobernación donde se leyó un documento con críticas a la fuerza de seguridad provincial, la Casa Gris y la fiscalía que intervino en la causa. También hubo cuestionamientos a los grandes medios. “No mientan más”, les reclamaron.
“Me dijeron que hubo un tipo que denunció a mi hijo y a un amigo porque estaban en la calle haciendo lío. Pero esa denuncia de un tal Daniel nunca apareció y tampoco el pibe que estaba con mi hijo. Tenía partido el labio y le faltaban cuatro dientes, pero Franco tenía una buena dentadura. Lo mataron ellos”, dijo Ramón Casco, el padre de Franco desde la cabecera de la marcha que partió pasadas las 17.30 de los tribunales provinciales hasta la plaza San Martín. “La médica que dice que lo vio, en serio no lo vio. Y los policías que declararon lo hicieron para armar la causa”, añadió el padre.
“Cuando llegué a la 7ª, el 13 de octubre, una mujer policía me dijo que mi hijo había ingresado el 6 a la noche bajo el nombre de Franco Godoy –el apellido de Elsa, su madre– y resulta que después aparece en el libro que lo arrestaron el 7. Está todo armado”, aseguró Ramón.
Varón del Ludueña leyó el documento del acto. Foto: Javier García Alfaro.
Varón del Ludueña leyó el documento del acto. Foto: Javier García Alfaro.
“Yo lo vi golpeado en la comisaría”, agregó la madre, que además estuvo acompañada por siete hermanos de Franco. “A mi hijo lo mataron ellos porque fueron los últimos que lo vieron, lo mataron a golpes”, denunció Elsa.
Más de cinco cuadras de personas participaron de la movilización, que fue repartiendo volantes y pintando consignas a su paso, y que concluyó con un acto en la plaza san Martín en el que se leyeron dos documentos: uno breve redactado por los familiares y otro escrito por las organizaciones convocantes. Y que tuvo como único locutor a Varón Fernández, referente social del barrio Ludueña. De la marcha también participaron diputados nacionales, provinciales y concejales de la ciudad.
“Franco Casco fue detenido el martes 7 de octubre de este año por policías de la comisaría 7° de la ciudad de Rosario. Luego de casi tres semanas de reclamos de sus familiares y de organizaciones, respondidos con silencios, ocultamientos y mentiras por parte de la Policía santafesina y funcionarios del gobierno Provincial, su cuerpo apareció flotando sin vida en el río Paraná el 23 de octubre”, fue el texto que leyó una hermana de Franco.
Después, fue el propio Varón el encargado de leer el documento consensuado por un amplio abanico de organizaciones. “Desde su desaparición el gobierno provincial decidió no buscar a Franco, al tiempo que mantuvo un silencio cómplice con la policía que recién se rompió con las vergonzosas declaraciones de Ignacio Del Vecchio, secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, en las que afirmaba que se lo había visto en un templo evangélico pidiendo alimentos y vestimenta, haciendo propias las pistas falsas sembradas por la propia policía”, planteó el texto, en el que además se reclamó la renuncia de Del Vecchio
“Denunciamos y repudiamos también la lamentable actuación de la Fiscalía, que actuó pasivamente, sin contemplar los reclamos de la familia y demorando negligentemente el pedido de medidas elementales como la captura de las filmaciones surgidas de las cámaras de seguridad cercanas a la comisaría entre otras inadmisibles irregularidades”, leyó Varón.
En el documento se reclamó que la la causa sea caratulada como “desaparición forzada de personas, un delito de lesa humanidad” y se exigió que sea trasladada a la jurisdicción federal. Además se hizo un fuerte repudio a “los asesinatos y la represión sistemática a pibes pobres de los barrios populares por parte de las fuerzas de seguridad, tal como fue el caso de Emanuel ‘Joroba’ Cichero, del que mañana –por este jueves– se cumplirá un año de su atroz homicidio, todavía no esclarecido por la Justicia, y de tantas otras vidas jóvenes que nos han robado”.
“Como ocurrió con Luciano Arruga (en Buenos Aires) a Franco Casco lo mató la policía. Ni un pibe menos”, concluyó el documento que estuvo firmado, entre otros por la familia de Franco Casco, Bodegón Cultural Casa de Pocho, Comisión Barrio Ludueña, Patria Grande, Movimiento Evita y JP Evita, La casita de Sagrada Familia (Ludueña), Foro Rosario para Todos, PTS – Juventud de PTS – CEPRODH, Nuevo Encuentro, Corriente Clasista Combativa, Pueblos originarios en Lucha, Campaña Nacional contra la Violencia Institucional, Club Federal y El Luchador, Colectivo Bella Vista, Asamblea por los Derechos de la niñez y la Juventud, APDH, Causa, Barrio La República, ATE Rosario, Juventud de CTA, MST, Arte por Libertad, La Cámpora, Coordinadora de Juventudes Políticas y sociales, Movimiento de Colectivos Kosteki, Instituto de Investigación y Experimentación Política, Club de Investigaciones Urbanas, Pañuelos en Rebeldía, Tierra de Alguien, La Poderosa, Centro de día Saltimbanqui, Comedor Betania, Madres de la plza 25 de Mayo, HIJOS Rosario, la Corriente Nacional de la Militancia, Amsafé Provincial, CTA provincial y la Cátedra de Criminología y Control Social de la Facultad de Derecho de la UNR.
FUENTE: http://www.redaccionrosario.com/nuevo/2014/11/06/lo-mataron-ellos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada